Motivación, memes y el salto a la nada

 “Miércoles 28 de septiembre (1520). Abandonamos el estrecho y llegamos a un ancho mar que llamaremos en adelante el pacífico. Ningún buque ha navegado jamás por estas aguas.” Antonio Pigafetta, explorador de la expedición de Fernando de Magallanes.

Todd Quackenbush photo-1438029071396-1e831a7fa6d8
By Todd Quackenbush

Incluso después de que hayan transcurrido varios años desde que leí el diario del bueno de Pigafetta, me invade una sutil emoción de envidia y admiración cuando leo estas palabras con las que doy comienzo a este post. Mi admiración por esta interesante y divertida figura, relegada al segundo plano de la historia, aumenta al conocer algunos detalles de su burguesa biografía. Tras leer su diario me preguntaba cuál era su gran motivación para realizar dicha expedición; – no se trataba de ningún delincuente común de la época que se alistaba ávido por las promesas de oro – me preguntaba por qué un veneciano de familia rica se adentraba en una expedición en la que fácilmente podía perder la vida o enfermar gravemente. La única respuesta posible que me queda es que su motivación principal era una infinita y prolija imaginación, aparte de curiosidad y deseo de aventura. Hubo tiempos en que confirmar que el mundo era esférico y poder atestiguar aquello bien valía una vida entera; incluso el riesgo de perderla con mucho sufrimiento.  Seguir leyendo “Motivación, memes y el salto a la nada”